¿Aparato del "flis", "fly", "fli" o "Flit"?

El otro día en una conversación, mi amigo Miguel C. me apuntó una indicación sobre unos de los objetos que contenía el libro Aperos y objetos olvidados, el aparato del “flis”. En el libro indicábamos que su nombre provenía del ruido que éste realizaba al empujar el émbolo para hacerlo funcionar, pero parece que existen otros posibles orígenes. Así que me he animado a indagar sobre el tema y escribir esta entrada.

Diversos modelos de pulverizadores de insecticidas.
Antes de entrar en materia vamos a describir el llamado aparato del “flis”, “fly”, “fli” o “Flit”.  Es un aparato que realiza la pulverización de un líquido insecticida por medio de una corriente de aire a gran velocidad, la cual sirve a la vez para transportar a cierta distancia el producto insecticida. El caudal de aire generado por un émbolo, que se acciona manualmente al empujar desde un extremo de un tubo, es enviado hacia la otra zona del tubo donde en su extremo se realiza  un taladro con una sección muy inferior a la del tubo. Esta fuerte reducción de la sección provoca que la velocidad de aire aumente en la salida de forma sensible. Justamente antes del taladro se coloca el depósito del insecticida conectado al tubo donde provocamos la corriente del aire. Por efecto Venturi se crea una depresión justo antes de la salida que hace que el insecticida sea aspirado por la corriente de aire y así el insecticida es finalmente pulverizado en el exterior.
Volviendo al tema de la entrada y como hemos apuntado anteriormente, uno de los posibles orígenes del nombre del aparato surge de una onomatopeya (imitación lingüística de un sonido natural) del ruido que se provocaba al apretar el émbolo del extremo del insecticida, “flissss”.
Anuncio en ingles del insecticida Flit (año 1295 aproximadamente)

Otro de los orígenes que se apuntan es el de que el nombre “flis” procede de la palabra inglesa “fly” (mosca en inglés), ya que esta palabra se podía leer en algunos de los envases del insecticida y anuncios del mismo. La adaptación de la palabra inglesa al lenguaje local dio por resultado el nombre del aparato del “fli”.



Anuncio en español de la marca Flit
El tercer origen parece que está relacionado con una marca de insecticida que se expandió por todo el mundo, la marca “Flit”. Este producto fue inicialmente comercializado en 1923 en Estados Unidos  por la petrolera Standard Oil Company, la compañía de John D. Rockefeller. En España empezó a comercializarse poco después ya que los primeros anuncios datan de 1926. Su composición fue variando con el tiempo. En un principio se basaba en una mezcla de petróleo y pelitre, posteriormente se añadió DDT, aunque la cantidad de éste no excedía el 3%. La marca “Flit” desapareció entre finales de los 60 y principios de los 70. El diccionario oficial del Institutd’Estudis Catalans recoge el verbo flitar, para indicar la acción de pulverizar insecticida líquido. Este verbo también es conjugado en otras zonas de la península o de Hispanomérica, y también en otras lenguas como el portugués.



Pulverizador de la marca Flit
Como veis el origen no está claro pero tras ver los posibles orígenes, creo que lo más posible es que se trate de una adaptación idiomática de la marca comercial “Flit”. La coincidencia de que en algunos envases pudiera estar escrita la palabra inglesa “fly” y que el ruido al salir el líquido del pulverizador se pueda onomatopeyar como a la palabra “fli”, ha llevado a pensar en otros posibles orígenes para denominar el aparato. En todo caso cualquier comentario que nos hagáis al respecto de lo escrito es agradecido.
Os dejo unos links con información adicional a la que he escrito:


Share:

1 comentarios

  1. Hola, interesante artículo. Muchas gracias.
    Sólo una cosa, la fecha del anuncio de la segunda imagen pone 1295, pero creo que debe ser 1925.
    Saludos

    ResponderEliminar